Monse no murió, Marlon la mató

//Por: Ana Alicia Osorio//

“Monse no murió, Marlon la mató” corean todas.

“Monse no murió, Marlon la mató”, gritan mientras los ojos se empañan de las lágrimas.

“Monse no murió, Marlon la mató”, vociferan mientras tragan otras tantas palabras de indignación, miedo, rabia.

Cada una está segura, que Marlon debe pagar, que esté donde esté deben encontrarlo y ser condenado por el feminicidio de Monse Bendimes.

El sábado 17 Marlon golpeó a Monse provocándole múltiples fracturas, los papás de él la movieron al hospital sin el traslado adecuado y aunque ella estuvo varios días en terapia intensiva finalmente este viernes falleció.

La plaza Veleros en Alvarado se llena de morado. Allí está una de las taquerías de las que Marlon y su familia son dueños. Allí llega un tumulto de personas: familia, amistades, gente que nunca conoció a Monse, a manifestarse, a alzar la voz, a pedir justicia.

A la misma hora, otras tantas mujeres se reunieron en la antimonumenta colocada por las víctimas de feminicidio de las que Veracruz ocupa el segundo lugar nacional. Hoy Monse es una de ellas. Porque Monse no murió, Marlon la mató.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s