Archivos en la Categoría: Las breves

Localizan a niña desaparecida en Xalapa

//Por: Ana Alicia Osorio//

Yovana Lizeth Alarcón Carballo, la niña que había desaparecido tras el asesinato de su mamá, fue localizada por la Fiscalía General del Estado. 

A través de un boletín, la FGE informó que tras las investigaciones ministeriales encontraron a la niña de 5 años, de quien se había emitido una Alerta Ámber para apoyar en su búsqueda. 

De acuerdo con dicho documento, la Fiscalía dijo que la menor se encuentra sana y salva. 

“Luego de ser ubicada, los agentes ministeriales acudieron al lugar donde permanecía resguardada la menor; posteriormente, fue presentada ante el Fiscal Segundo, en compañía de un familiar materno suyo”, señala el documento. 

Ella estaba desaparecida desde el pasado domingo, cuando acompañaba a su mamá quien fue asesinada en la vía pública. 

Hasta el momento el caso del asesinato aun no ha sido esclarecido y acuerdo con la FGE tienen “gran avance”. 

Anuncios

Hija de víctima de feminicidio está desaparecida

//Por: Ana Alicia Osorio// 

Desde el domingo 13 de enero que su mamá fue asesinada, la familia de Yovana Lizeth Alarcón Carballo la busca por todos lados. 

A sus cinco años era habitual acompañar a su mamá a los mandados y así lo hizo esa tarde- noche cuando salieron a buscar un dinero. 

Pronto su familia comenzó a escuchar de una mujer muerta en la Colonia Lealtad Institucional, en Xalapa, Veracruz, pero confirmaron lo peor cuando vieron las imágenes donde la mamá de Yovana está tirada en el piso, llena de sangre, con el vestido rosado que llevaba puesto. 

La mamá de Yovana estaba embarazada de seis meses y fue asesinada de un tiro.

“Por las condiciones pudiera calificar como feminicidio, la persona estaba ya con más de seis meses de gestación, casi llegando a los siete (…) las líneas que tenemos ya, nos arrojan un  probable responsable que está vinculado con ella”, declaró el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz.

La familia de ambas presentó enseguida la denuncia por la desaparición de Yovana y la FGE emitió una Alerta Ámber, pero hasta el momento nada se sabe de ella. 

“Quien la asesinó se llevó a la niña”, señala un integrante de la familia que está preocupado y espera encontrarla pronto. 

Actualización: La niña fue encontrada el martes 15 de enero por la tarde, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado.

“Mamá no estés triste, vas a encontrar a mi papá”

//Por: Ana Alicia Osorio//

“Mamá no estés triste, vas a encontrar a mi papá”, “Él va a venir y lo conoceré”, fueron las palabras que le rompieron el corazón a  Martha cuando las escuchó de su nieta de casi seis años, el mismo tiempo que su hijo (y papá de la niña), Luis Alberto, tiene desaparecido. 

“Y yo siento feo, porque pienso, como la sangre llama. ¿Cómo lo puede querer? Si no lo ha visto”, cuenta Martha González Menéndez. 

Su hijo desapareció cuando su nieta aún no nacía. Nunca lo ha visto. Quién se lo llevó de la patrulla de la Policía Municipal de Úrsulo Galván donde trabajaba (policías estatales según los testigos), también se llevó la esperanza de la niña de conocerlo.

El 11 de enero del 2013 ocho policías municipales fueron desaparecidos. Sus familias aún los buscan y sus hijas e hijos son víctimas de burlas y bromas pesadas, cambiaron su vida por completo, los extrañan.

Sus mamás o abuelas los crían solas, no por elección, sino como consecuencia de la violencia que se vive en la entidad veracruzana.

“A mis niños le decían que los habían matado, que los habían destazados, que los habían usado de carnada en el mar, que los habían usado como carnada para pescar, que los habían quemado, pozoleado”, cuenta Marisela, esposa de Aureliano Sánchez, uno de los ocho a quienes se llevaron ese día. 

A ella le ha tocado enfrentar la búsqueda de su esposo, una mudanza forzada porque su arrendador no creyó que sola pudiera pagar la renta, llevar el sustento a la casa y criar a sus dos nietos que habían adoptado ella y Aureliano. 

Además de apoyar a su nieto (que quiere como hijo) Ithan, que a sus nueve años, las burlas y la violencia le causaron estragos. 

“Empezó a cortarse, empezó a sentirse impotente, pequeña cosa, complejos de inferioridad (…) se cortaba los brazos, las piernas, el pecho, fue una situación tan difícil que yo temí por su integridad”, contó. 

Hoy, seis años después, Ithan ha mejorado su estado emocional y estudia la preparatoria, pero ha tenido que buscar trabajos temporales pues a su Marisela no le alcanza el dinero para poder darles estudios: el sueño que siempre tuvo Aureliano. 

Pero tras seis años, las mujeres no han visto justicia, no han encontrado a sus seres queridos. 

Algunas encontraron un trabajo para tener recursos económicos, otras están entregadas por completo a encontrar a su esposo o hijo, aunque sea entre las fosas clandestinas. La mayoría hace las dos cosas al mismo tiempo.

“Dejaron de ir a sus partidos de fútbol porque papá ya no estaba y mamá tampoco pues andaba buscando a papá, dejaron todas sus actividades, esa personas que nos hicieron esto, no tienen la menor idea de cuanto daño nos hicieron”, contó Rosario Sayago Montoya sobre sus hijos. 

Ella, como las otras siete esposas y la mamá de los policías desaparecidos, buscan poco a poco integrar a sus hijos e hijas a las actividades regulares para su edad, pero siempre combinadas con las labores de búsqueda que realizan.

¡Vivas nos queremos! Exigen veracruzanas

//Por:Ana Alicia Osorio//

Las velas en las manos sirvieron para que algunas mujeres de Veracruz alzaran la voz contra los feminicidios que según señalaron han incrementado en la entidad.

Una vez más mujeres tuvieron que salir ahora a la macroplaza del malecón de Veracruz para exigir justicia, seguridad y que se cumplan las alertas de violencia de género que están activas en el estado de Veracruz, incluyendo la de violencia feminicida.

“Nos solidarizamos con las familias y todas las víctimas y exigimos al gobierno del estado de Veracruz, la legislatura, a las autoridades responsables de los sistemas de seguridad y se publica, que cumpla con su responsabilidad de atender forma urgente con eficiencia y eficacia, este grave problema”, aseguró Ana Irene Muro Lagunes como vocera de las manifestantes, al leer el comunicado que firmaron organizaciones como Colectiva Colmena Verde, Movimiento Amplio de Mujeres, entre otros grupos.

Además indicó que de acuerdo con los datos de la sociedad civil los feminicidios han incrementado ya que tan sólo durante el último año se presentaron más de 200 asesinatos de mujeres.

Durante la manifestación las mujeres pidieron justicia por Mónica y Monserrat dos jóvenes que fueron asesinadas tan sólo en las últimas semanas en el puerto de Veracruz, así como por todas las mujeres que han sido víctimas de estos crímenes.

Ellas no han sido las únicas que han alzado la voz para exigir el cese a las violencias contra las mujeres pues tan sólo en los últimos días la Red de Mujeres Feministas del Estado de Veracruz y el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio también han emitido comunicados para indicar la necesidad de implementar medidas urgentes para detener estos delitos y brindar justicia a las víctimas.

Diciembre el mes con más feminicidios en 2018: Fiscalía

//Por: Ana Alicia Osorio//

En el mes de diciembre hubo 19 feminicidios según la información proporcionada por el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, lo que lo convierte en el mes con más delitos de este tipo durante el 2018. 

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo el Sistema Nacional de Seguridad Pública, la misma FGE había reportado 85 feminicidios y el mes que más se habían presentado era abril con 15 mujeres asesinadas por lo que el último mes del año lo superó. 

“Se cometieron 138 homicidios de los cuales 19 fueron feminicidios”, indicó  Winckler Ortiz. 

Cabe señalar que en la última semana se han presentado cuando menos dos asesinatos de mujeres tan solo en el Puerto de Veracruz, lo que ha provocado la indignación de la ciudadanía. 

Este lunes el Instituto Veracruzano de las Mujeres (IVM) dio una rueda de prensa en el sur del estado donde la directora del organismo, Yolanda Olivares Pérez, dijo que no se permitirá que continúe la violencia contra las  mujeres. 

“Las investigaciones de las violencias contra las  mujeres y los feminicidios, se llevarán hasta las últimas consecuencias”, señaló. 

Asesinan a joven de 17 años en el Puerto de Veracruz

//Por: Ana Alicia Osorio//

Cuando la mamá de Monserrat llegó a su casa y vio la puerta rota supo que algo iba mal. Le gritó y al no obtener respuesta corrió a su cuarto, donde la encontró ensangrentada.

A más de 12 horas de que eso pasó el cuarto sigue igual pues la Fiscalía General del Estado no ha acudido a revisar la escena.

La mamá de Monserrat duerme. La noche fue larga. Cuando vio a su hija llena de sangre llamó a la Cruz Roja pero como demoró, prefirió llevarla en un taxi al Hospital Regional donde le dijeron que ya no había nada que hacer.

Afuera sus tías y su abuela esperan que el cuerpo les sea entregado. Allí ellas piensan en el culpable y coinciden en creer que fue su novio “Cristian”.

De Cristian no se sabe su nombre real y solo conocen que trabaja en una taquería del Mercado Hidalgo y que toma mucho.

Su tía cuenta que la última persona que vio a Monserrat viva fue cuando ella avisó que iba a su casa y le pidió que le dijera a “Cristian” que la alcanzara allí.

Las horas siguientes son conjeturas hechas por la familia entre la puerta rota pero todos los aparatos electrónicos en su lugar, la mochila y los tenis del novio que estaban en el cuarto de Monserrat y que ya no están y las botas cafés que nadie había visto ahí.

Las piezas comienzan a encajar de como la abuela vio a Monserrat una vez con moretones, el tío al que le dijo que su novio le pegó. Pero ya nadie puede hacer nada.

Monserrat tenía 17 años y trabajaba atendiendo una taquería del Mercado Hidalgo en el Puerto de Veracruz, donde pasaba sus horas entregando los pedidos de tacos y bailando al ritmo de la música que siempre suena en el lugar.

“Mi patrona la tiene por muy chambeadora, muy buena y muy alegre”, cuenta su abuela, quien trabaja en el mismo lugar que Monserrat.

La última vez que ella la vio planearon partir una rosca del día de reyes, sin saber que no llegaría a ese día.

Tampoco se harán realidad sus planes de volver a estudiar la secundaria pero ahora en sistema abierto, que había comentado con su familia. Por el contrario, ahora ellos buscan entre sus contactos a ver si encuentran a quien creen culpable de haberla asesinado.

« Entradas Anteriores