Sobreviviente de intento de feminicidio teme por su vida

//Por: Ana Alicia Osorio//

“Me están sentenciando a muerte”, asegura Maru tras enterarse que su expareja ya no estará en la cárcel por las siete puñaladas que le dio al intentar matarla.

Luego de dos años de un proceso penal entre juicios y amparos, el tiempo de prisión preventiva se venció y ahora la expareja de Maru podrá estar en su vivienda en prisión domiciliaria, aunque las abogadas del caso acusan que existieron una serie de irregularidades por parte del juez. 

Mientras que las abogadas de Maru deberán llevar las irregularidades ante otras instancias, ella tiene miedo: teme que su expareja cumpla las amenazas que le hizo cuando le dijo que en cuanto quedara libre iría a asesinarla. 

En noviembre del 2017 María Eugenia Cruz Mejía, Maru, le pidió a su pareja separarse y pensión para su hijo; pero a los pocos días él acudió a su trabajo y le dio siete puñaladas que la pusieron varios días en terapia intensiva y le dejaron secuelas graves como dificultad para respirar y problemas de movilidad en una mano. (puedes ver más del caso aquí).

A la expareja de Maru le habían dado dos años de prisión preventiva, es decir durante dos años estuvo en la cárcel, pero al terminar el tiempo tuvieron que revisar lo que pasaría con él mientras que sigue el juicio. 

Aunque la Fiscalía General del Estado y la abogada de Maru pidieron (en una audiencia privada) que no variara la medida por el riesgo que representa para ella y su hijo, el juez optó por dejarlo continuar el proceso en la casa de su mamá. 

Esmeralda Lecxiur, abogada de Maru, explicó que hubo irregularidades como una reunión previa entre el juez y el abogado de la defensa para acordar el cambio de prisión. 

“El juez previa comunicación exparte con la defensa días previos donde se pusieron de acuerdo para ver qué tipo de medida cautelar iban a solicitar, hay un video videograbado que se va a presentar ante las autoridades correspondientes (…) a pesar de ser una persona que le dio siete puñaladas a la víctima y que le dijo que si salía la iba a matar, en esa variación de medida cautelar aparece fotografía y video donde está el juez poniéndose de acuerdo, entonces vamos a combatir esto a otro nivel”, afirma. 

A Maru la decisión del juez la llena de terror pues no solo tuvo la amenaza directa de su expareja, sino que también ha vivido persecución por parte de sus amigos quienes la siguen y toman fotografías a ella y a su hijo. 

Por ello pidió a las autoridades que revisen el caso y que regresen a su expareja a prisión, para poder continuar su vida con tranquilidad.

Fotografía de archivo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s