Archivos por Etiqueta: Violencia

Los problemas de la fiscalía de las mujeres

//Por: María Fernanda Salinas//

“La trabajadora social a la que yo asistí me dijo que le diéramos mayor prioridad a casos de pederastia o mujeres que iban muy golpeadas, a esos casos se les debía hacer la visita ese mismo día, los casos de acoso o que no presentaran pruebas físicas graves no se consideraban como urgentes por el exceso de trabajo” afirma María quien fue asistente de trabajadora social en la Fiscalía Especializada en Investigación de Delitos de Violencia contra la Familia,Mujeres, Niñas y Niños y Trata de Personas.

En el caso del departamento de trabajo social de la Fiscalía, cuenta María a quien le colocamos un nombre falso para proteger su identidad, las trabajadoras públicas se ven en la necesidad de pedirles a las usuarias que les ayuden yendo por ellas en su vehículo particular, o que le den el recurso económico para visitar su domicilio en taxi. 

Leer Más

En riesgo indígenas de Zongolica por recorte de Gobierno Federal

//Por: Ana Alicia Osorio//

En Zongolica hay 14 mujeres que ayudan a otras a salir de la violencia: les dan asesoría legal, hacen traducciones del nahual al español en la Fiscalía y otras dependencias, dan charlas para identificar la violencia y un sin fin de actividades. 

Ellas forman parte de la Casa de la Mujer Indígena “ichikahualistli  sihuame” (La Fortaleza de las Mujeres) que ahora no sabe cómo seguirán en operación ante el recorte del Gobierno Federal realizó y que dejó sin recurso a las 35 sitios de ese tipo que existen en el país. 

Karina Thiel Cano, coordinadora de la Casa de la Mujer Indígena en Zongolica, explicó que este recorte afectará de manera directa a las cientos de mujeres que atienden al año para darles asesoría y a las otras cientos a quienes les dan talleres para enseñarles a identificar la violencia. 

“Al año vamos ateniendo de 900 a mil mujeres, a la semana se están atendiendo de tres, cuatro, hasta cinco casos al día, aproximadamente son unos 20 casos a la semana, son muchísimas mujeres en riego (…) acuden con nosotras porque somos algo neutral y sin en cambio si van a los ayuntamientos ya el esposo es compadre del presidente, de la sindica o que trabaja en el ayuntamiento y ya no les da el mismo servicio, la misma atención y por eso acuden con nosotras”, contó. 

La región de Zongolica es una zona indígena en el centro de Veracruz donde una parte importante de la población no habla español y está en la sierra que se conoce por el mismo nombre. 

Allí, en 2007 fue asesinada Ernestina Ascencio (una mujer indígena de 73 años que presuntamente fue violada y asesinada por soldados y cuyo caso permanece en la impunidad) y luego vinieron otros asesinatos. 

Entonces algunas organizaciones voltearon a la región y empezaron  a juntar y capacitar a las mujeres que ejercían algún liderazgo en las comunidades para que atendieran la violencia contra las mujeres: así nació la Casa de la Mujer Indígena. 

“Empezamos a capacitarnos en diferentes temas, empezamos a asistir a especialidades (…) estamos recibiendo diferentes capacitaciones, nos estamos actualizando tanto en derecho, en leyes, porque como somos mujeres de haber vivido violencia pues no teníamos esa sensibilidad de poder escuchar a otra mujer que te cuente lo que está viviendo más sin en cambio ahorita ya las podemos escuchar”, narró Thiel Cano. 

Desde entonces reciben durante seis meses (de julio a diciembre) recursos el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas; el resto del año lo hacen con dinero propio. 

Pero este año es distinto: el gobierno federal decidió redigirir ese dinero para atender la contingencia sanitaria por el coronavirus y dejó sin recursos a las Casas de la Mujer Indígena. El propio gobierno señaló que buscarán fondos internacionales para subsanar el faltante, pero está en incertidumbre. 

“Es necesario que nosotras tengamos un recurso ya etiquetado para nosotras y que no se nos menee, porque todas somos la mayoría de las que laboramos ahí somos madres solteras y pues tenemos necesidades más que nada, somos de diferentes comunidades”, sentenció Thiel Cano. 

“Ahorita con lo del COVID mantenemos cerradas las instalaciones más sin en cambio no nos desatendemos de esa labor, en nuestras propias viviendas hemos atendido a mujeres que vienen a buscarnos a pedir asesoría (…) somos mujeres que ya nos reconoce la zona, ya nos ubica donde vivimos y dicen fui a la oficina estaba cerrado y vine a buscarla hasta acá”, dijo sobre la importancia de su labor. 

La labor que ellas hacen no la cumple ningún organismo en la zona. La Fiscalía General del Estado no tiene peritos traductores suficientes (solo cuenta con uno para toda la región según la coordinadora del CAMI) por lo que son ellas quienes deben acudir a las denuncias o los juicios de las mujeres que vivieron violencia. 

Los talleres que brindan en  las comunidades más remotas para que otras mujeres detecten la violencia tampoco los hacen otras instituciones. Y así sucede con sus otras funciones.

“La mujer que se acerque a nosotras será atendida pero ya no asistiríamos a las comunidades que es lo que se requiere más, es prevenir la violencia, no nada más atenderla, es prevenir”, aseveró Thiel Cano. 

Hagamos Colmena

En la opinión de Colectiva Colmena Verde

Hay una nueva realidad social, estamos viviendo nuevas dinámicas de convivencia que nos posicionan en situaciones donde se evidencian el contexto social y económico de las personas.

En estos momentos tenemos que aprender a usar métodos tecnológicos de los cuales la mayoría no estábamos familiarizadas para seguir comunicadas y seguir figurando en este moderno mapa social de vida. ¿Pero qué sucede en las zonas más precarizadas del país? México tiene un alto porcentaje de su población debajo del umbral internacional de pobreza fijado por el Banco Mundial, por lo que las condiciones de vida de la mayoría de las familias mexicanas, no son aptas para las interacciones modernas que se requieren durante esta cuarentena.

Leer Más

Mujer sufre parto prematuro por violencia familiar

//Por: Iván Sánchez//

Las manos del esposo de Meregilda rodearon su cuello, la golpeó en el cuerpo y le provocó fuertes sangrados, ella estaba embarazada, pero eso no impidió las agresiones en esa casa ubicada en la comunidad indígena de Buena Vista, municipio de Soteapan.

No era la primera ocasión en la que su pareja sentimental la violentaba, por ello buscó un abogado para defenderse, un amparo para que no le quitaran el techo sobre su cabeza y que ella y su hija tuvieran un lugar para vivir.
Decidió romper con el circulo de violencia y buscar una vida mejor.

Leer Más

Recuerdan a Ingrid con foro contra feminicidios

//Por: María Fernanda Salinas//

Ingrid Aremis estudiante de psicología originaria de Xalapa de 21 años fue asesina por su ex novio el pasado 12 de Mayo del 2019 en su apartamento en San Andrés Cholula Puebla, desde entonces su madre, Ingrid Aguirre, ha buscado justicia.

Expertas feministas y familiares de Ingrid Aremis Guevara Aguirre, llevaron a cabo un  foro titulado “Alto al feminicidio” por su aniversario luctuoso, luego de que el presunto feminicida Íker “N” fuese detenido como medida cautelar a prisión preventiva .

Leer Más

En riesgo, refugio de mujeres por falta de recursos

//Por: Ana Alicia Osorio//

Uno de los refugios de mujeres que viven violencia en el estado de Veracruz está en riesgo de dejar de operar, debido a la falta de recursos económicos. 

El colectivo feminista Cihuatlahtolli opera este refugio en la ciudad de Orizaba con sus propios recursos y expuso a través de redes sociales una serie de problemas de recursos que enfrentan ante la falta de apoyo de los gobiernos. 

Leer Más

Hagamos Colmena

En la opinión de Colectiva Colmena Verde

Seguimos en casi forzosa cuarentena con muchos pensamientos y sobre todo, muchos datos que vamos monitoreando rigurosamente y que nos dan indicio que la violencia machista sigue latente.

Los feminicidios no han cesado, hasta el día de hoy van 209.
En este periodo de cuarentena, han sido difundidos casos muy puntuales de feminicidio infantil y abuso, mostrando que el simple hecho de ser mujeres es la razón por la que nos quieren arrebatar la vida, evidenciando sin ninguna duda, que nunca ha importado el cómo vestimos, dónde estamos o de qué hora se trate.

Leer Más
« Entradas Anteriores