¿Qué es y con que se come la responsabilidad afectiva?

//Por: Mariana Herrera//

Uno de los mitos presentes en nuestra cultura (desde canciones hasta literatura) es que el amor es sinónimo de sufrimiento; las altas y bajas intensas en nuestras emociones son el resultado de estar experimentando una relación pasional y memorable, o al menos eso nos ha hecho creer el amor romántico. 

El concepto de responsabilidad afectiva no es nuevo, nació en los círculos feministas alrededor de los años 80. Sin embargo, a veces se siente que lo fuera, pues a lo largo de nuestra educación emocional rara vez se nos enseñó que el estar con alguien en una relación socio-afectiva (sea un noviazgo, amistad, ligue), viene con una responsabilidad emocional propia y de la otra persona.

La responsabilidad afectiva consiste en darse y tomar en cuenta que nuestras acciones tienen un efecto sobre las otras personas, y procurar siempre una comunicación abierta con aquellos con las que tengamos vínculos afectivos, desde nuestra pareja hasta nuestras amistades.

Algunas claves para poder llevar esta practica en nuestras relaciones, de acuerdo con Cales: Red de Salud Mental, son:

  1. Ser sincero con lo que queremos y esperamos de una relación; estar consientes de que la otra persona no puede leer nuestra mente y estar dispuestos a comunicar nuestras necesidades emocionales
  2. Tener la capacidad de escuchar a la otra persona y comunicarnos abiertamente.
  3. Aceptar que la otra persona no es de nuestra propiedad e ir rompiendo ese mito del amor romántico que nos hace tanto daño
  4. Darnos espacio para ser quien somos, individuos que tienen su propia vida y deciden compartirla. 
  5. Establecer acuerdos previos y cumplirlos; a algunas personas puede sonarles poco romántico, pero comunicarnos abiertamente sobre aquello que visualizamos y queremos de una relación es importante para hacerla funcionar.

Familiarizarse con estos conceptos y sobre todo ponerlos en practica en nuestra vida diaria, nos ayudará a no sólo establecer relaciones mas sanas y comprensivas a nuestro alrededor, sino también a reconocer nuestro valor como personas y tomar las medidas necesarias para hacernos responsables de nosotros y nuestros sentimientos. 

Que sea bonito y siempre mutuo, y que dure lo que tenga que durar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s