Exigen justicia par Claudia Alondra, víctima de feminicidio

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las calles se volvieron a teñir de blanco, las consignas de “Ni una más”, “No más feminicidios” y “justicia” hicieron eco en las calles de Veracruz. Esta vez fue por Claudia Alondra Suárez Correa, una joven  que fue asesinada presuntamente por su exnovio el pasado 11 de septiembre en el fraccionamiento La Florida del municipio de Veracruz.

Un megáfono fue el medio para expresar a los espectadores el dolor, resentimiento y angustia que hiere a los familiares y amigos de Claudia, el eco de sus reclamos penetró los oídos de muchos transeúntes logrando la empatía y el acompañamiento durante el resto de la marcha.

Con paso firme los familiares y amigos de la joven así como las personas que se sintieron identificada e indignadas por su asesinato, recorrieron la avenida Independencia hasta las puertas del ayuntamiento porteño, donde el portón negro fue tapizado con fotografías del presunto asesino y la leyenda de “se busca”, pues hasta el momento no se tiene conocimiento de su paradero.

“Las autoridades lo dejan pasar como un caso más y pues yo creo que un hijo realmente nunca se reemplaza con nada, y créanme que estoy desesperada, quiero justicia por mi hija”, declaró Claudia Juana Correa Torres madre de la joven, quien con un nudo en la garganta gritó su nombre muchas veces seguido de las exigencias de justicia.

Durante la marcha el nombre del Fiscal General del Estado también se escuchó, el motivo, reclamos, reclamos porque a más de 10 días del asesinato de Claudia no se ha girado la orden de aprehensión en contra de Luis Gustavo Narcia García, el exnovio, quien fue con la última persona que se le vio y después del asesinato no ha dado la cara.

Claudia se suma a más de 170 de la lista de asesinatos de mujeres en lo que va del año, y de acuerdo con algunos indicios de su muerte podría tratarse al número 119 de feminicidios en la entidad, su cuerpo fue hallado en un charco de sangre con 4 puñaladas.

“Claudia era estudiosa, trabajadora, ayudaba a mi mamá a pagar su escuela, nunca se metía con nadie. Una vez me contó que él era muy celoso, le revisaba su celular y la seguía a dónde iba, ella lo terminó por eso una semana antes de que él la matará “, narró su hermana Casandra Vanessa durante la marcha, mientras sostenía una lona con su rostro pintado.

Todo esto a  pocos días de que en el estado y resto del país se marchara por el feminicidio de Mara Fernanda Castilla, otra joven veracruzana de 19 años que fue violada y asesinada por un chófer de taxis seguros, el nombre de Claudia sacude la idea de que no hay justicia, que los ataques y violencia contra las mujeres sigue estando vigente .

Anuncios