Archivos en la Categoría: LAS VOCES

Columna x2

Querida Ana: 

Te escribo y ya es ganancia, como dicen por ahí, no es mucho ni es poco, pero a veces es bastante. Me encuentro bien. Como es costumbre, en esta casa no hay azúcar, pero no es grave. 

Leer Más

Querida Ana: 

Te escribo y ya es ganancia, como dicen por ahí, no es mucho ni es poco, pero a veces es bastante. Me encuentro bien. Como es costumbre, en esta casa no hay azúcar, pero no es grave. 

Leer Más

Columna x2

Querida Amanda, queridas lectoras 

Dejamos de escribir, pero no de resistir. 

Cuando doy talleres de escritura, una de las conclusiones que siempre comparto es que escribir es rescribir. Que un buen texto, una narrativa cuidada, una poética bien plasmada, requiere que se revise y luego que se pula. Que se rescriba. 

Leer Más

Querida Amanda, queridas lectoras 

Dejamos de escribir, pero no de resistir. 

Cuando doy talleres de escritura, una de las conclusiones que siempre comparto es que escribir es rescribir. Que un buen texto, una narrativa cuidada, una poética bien plasmada, requiere que se revise y luego que se pula. Que se rescriba. 

Leer Más

Columna x2

EL ESPÍRITU DEL VIENTO

Tan antigua como la mitología Mesopotámica, Sumeria, Acadia y Asiria, Lilith es relacionada con el espíritu del viento, de naturaleza libre, rebelde y tempestuosa.

Leer Más

Tan antigua como la mitología Mesopotámica, Sumeria, Acadia y Asiria, Lilith es relacionada con el espíritu del viento, de naturaleza libre, rebelde y tempestuosa.

Leer Más

Columna x2

Querida Ana:

Te escribo después de mucho tiempo. No es que esa fuera mi intención, es que la vida se me iba muy rápido, pero al mismo tiempo me resultaba interminable. Enfocada en lo mío transcurrían las horas, los días y al parecer, las semanas, todo casi sin que me percatara de qué día de la semana estaba viviendo. En fin, ese es el pasado, la Amanda del futuro ya está aquí y ahora, escribiéndote con mucho amorts, con las pilas recargadas, después de una muy necesaria pausa para respirar profundo y soltar para agarrar mejor. Agarrarnos con fuerza y no soltarnos 

Leer Más

Querida Ana:

Te escribo después de mucho tiempo. No es que esa fuera mi intención, es que la vida se me iba muy rápido, pero al mismo tiempo me resultaba interminable. Enfocada en lo mío transcurrían las horas, los días y al parecer, las semanas, todo casi sin que me percatara de qué día de la semana estaba viviendo. En fin, ese es el pasado, la Amanda del futuro ya está aquí y ahora, escribiéndote con mucho amorts, con las pilas recargadas, después de una muy necesaria pausa para respirar profundo y soltar para agarrar mejor. Agarrarnos con fuerza y no soltarnos 

Leer Más
« Entradas Anteriores