Mirna esperaba jubilarse para escapar de violencia, pero su esposo la asesinó antes

Por: Ana Alicia Osorio 

Mirna esperaba jubilarse para irse de su propia casa y separarse así de su pareja y agresor, pero no lo logró: se convirtió en víctima de feminicidio. Ahora su familia espera que exista justicia. 

Ella era feliz, una maestra de primaria que le faltaba poco tiempo para dejar de ejercer y dedicarse a las artes que eran su otra pasión, por eso preparaba en su casa un taller donde daría clases. Pero conoció al que se convirtió en su agresor y todo cambió. 

Mirna Patricia Martinez Maldonado, recuerda su sobrina Mariana Martinez, era cristiana y en un retiro de la iglesia conoció a Juan, un pastor de otra congregación. Empezaron a salir y él le dijo que buscaba a una mujer como ella: sin familia y con estabilidad económica. 

Unos cuantos meses después se casaron y ahí empezaron las violencias. Fueron dos años, en los que la violencia económica, psicológica y física se hizo presente una tras otra. 

Mariana cuenta que su tía se dio cuenta primero que él era alcohólico y que frecuentaba los bares y cantinas muy a menudo, donde él se gastaba el diezmo que le daban en la iglesia, lo que era su único ingreso. 

Los gastos, incluido el sitio donde se reunía su congregación y todo lo de la vivienda, eran pagados por Mirna quien le contó a su sobrina que inclusive cuando ella iba a cobrar, él aparecía. Por eso, le dijo, una vez que llegara la jubilación, en un par de años, se iba a separar y dejaría la casa que tanto le había costado trabajo construir. 

Pero las violencias no pararon y llegaron las infidelidades, aislarla, prohibirle visitas y amenazarla para que no viera a su familia. 

“Ella llegó el momento que decía ‘no soporto mi vida, me duele, no puedo más’”, cuenta su sobrina. 

Era septiembre del 2018, cuando a las 2 de la mañana Mariana recibió una llamada de la pareja de su tía, quien le dijo que ella se había caído de las escaleras. Emprendió el viaje de Veracruz a Xalapa (donde su tía vivía) para llegar a encontrarse con muchas contradicciones. 

Mirna pasó dos días en el hospital con muerte cerebral y golpes en ojo, nudillos y boca. Esos dos días el agresor se dedicó a contradecir sus propias versiones y a contarle a algunos  que él estaba dormido cuando sucedió, a otros mostrarle el sitio y la forma en que supuestamente cayó. 

Desde entonces, Juan, cuenta Mariana, se ha dedicado a cobrar la pensión, seguro de vida y vender todas las pertenencias de Mirna.

Por la violencia previa, las contradicciones y muchos más detalles, la familia de Mirna está convencida que se trató de un feminicidio y que él fue quien asesinó a quien era su esposa. 

La Fiscalía General del Estado investigó el caso como tal y el pasado 7 de marzo detuvo a Juan, acusado de feminicidio. Por eso este 10 de marzolo vincularon a proceso, en una audiencia donde una jueza decidió que si hay elementos para iniciar un juicio en su contra. 

“Lo único que queremos y que buscamos y que imploramos es que se haga justicia porque tenemos certeza de que le arrebató la vida” sentencia Mariana.


TESTIGO PÚRPURA ES POSIBLE GRACIAS A TI. PUEDES SEGUIR APOYANDO EL PERIODISMO INDEPENDIENTE AQUÍ:

Una única vez
Mensualmente
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

MX$100,00
MX$300,00
MX$2.000,00
MX$100,00
MX$300,00
MX$2.000,00
MX$100,00
MX$300,00
MX$2.000,00

O introduce un monto personalizado

MX$

Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

4 comentarios

  • Triste saber que por suposición
    acusen sin pruebas contundentes. Hay gente que no ha tenido la oportunidad de enamorarse y creer que cuando alguien se entrega a su pareja no sea feliz. Pobre del acusado

    Me gusta

    • ¿Estuviste presente en el juicio y eres especialista en la materia como para atreverte a decir que las pruebas no son contundentes después de que la juez dictaminó que si?
      Es más triste saber que hasta el momento las pruebas presentadas efectivamente señalan al acusado por feminicidio y que el motivo por el que lo hizo fue para cobrar seguros de vida.

      Me gusta

  • Pobre del acusado por pruebas tan escasas, ojalá y a verdaderos feminicidas los detuvieran.

    Me gusta

Responder a Aninonimo Cancelar la respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s