Columna x2

¡Querida Ana!

Capítulo I

El rincón que se derrumba. 

Me desbordan las ganas de filosofar sobre lo que aconteció el otro día, fue una vivencia muy mía -porque me ha pasado en más de una ocasión-. Les cuento, mi closet colapso; no sé bien si sea correcto echarle la culpa al temblor, que seguro aflojó los tornillos y ganó el peso. Pensamiento producto de la desesperación de llenar un vacío.

Llegué una noche a mi casa y en medio de un gran cansancio y mil pendientes, ese pequeño rincón ordenado colapsó terriblemente, no pudo sostener mi mundo; sentí un pesar tremendo ante tal escena, confieso que sentí culpa: yo había sido la arquitecta de mi propio destino y desgracia. Ustedes ya se podrán imaginar el desastre que se encontraba ante mis ojos, me atravesó un sentir fuerte y simbólico, un mundo derrumbado yacía ante mí.

Últimamente, muchas cosas han ido cambiando en mi entorno, y confieso que los cambios no son lo mío, me incomodan -a full- pero no solo cambio, hay en mi vida situaciones que aunque externas me preocupan y desbalancean -tmb las estoy soltando, téngame paciencia- la verdad después de un análisis rápido de la situación, te mandé una foto, sabía que ibas a compartir mi sentir ampliamente pues  hace poco habías experimentado algo así, trágico y maravilloso el poder rebotar un sentir con una amiga – Sanador- esa noche me fui a dormir sin agobio, estaba cansada y decidí que ese seria problema de la Amanda del futuro, mi salvadora siempre. 

Como por arte de magia, al otro día las diosas me iluminaron y con uno de los trucos más sencillos de la vida, logré colocar nuevamente el closet en su sitio, pero esta vez con menos peso. 

Podríamos filosofar mucho sobre cómo a veces nos saturamos, luego colapsamos y cómo ante el desastre, a veces no se puede hacer nada más que dejárselo a nuestra “Yo del Futuro”. Podríamos también filosofar sobre cómo llenamos vacíos por no mirar las tristezas que nos agobian, podríamos decir muchas cosas, pero eso no pasará hoy, hasta aquí dejaremos esos mundos que se derrumban.

Capítulo II 

#8M

La noche del 7 y la mañana del 8 de marzo son… un compendio de horas eternas pero breves como un suspiro. 

Un hormigueo nos recorre el cuerpo. 

El mundo se pinta de Morado, Verde y Naranja. 

La lucha brota de todos los rincones, algunas desde las redes sociales, con todo. En el ciber “terrorismo” feminista, desde sus oficinas, aulas, trabajos varios, acompañan a distancia las transmisiones y noticias. 

La resistencia presente puño en alto, pañuelo en mano, vestimenta negra, una llama de luchas. 

El 8 marchamos todas, porque no sólo vamos las que estamos, también nos acompañan las que nos faltan. 

Pintamos, escribimos y resistimos porque creemos que el mundo debe cambiar, porque las calles son nuestras. 

Gritamos y lloramos. 

Libre y vivas nos queremos.

Insumisas y felices.

Marchamos todas, porque hombro a hombro también marchan las que no están, a las que nos arrebataron, las que aún no están convencidas, las que andan ganándose la vida, en la chamba, en la casa, sabemos que van a llegar y les diremos “Hermana, aquí está tu manada”. 

Las hijas, las madres, las abuelas.

La llama que se volvió incendio.

La ola que se volvió marea, hoy Tsunami -Verde-.

El grito que tuvo Eco.

Ahora somos cientos, miles.

Estamos en todos lados.

Somos peor que humedad. 

Les escribo y lloro, apenas voy a la marcha, tengo mi pañuelo, mi manta y la actitud.

He regresado de la marcha a terminar esta columna que hoy más que otras veces, es de todas, me quedo sin palabras, fue una marcha poderosa, tranquila y muy amorosa, abracé a mis compas y entre gritos y lágrimas, nos recordamos NO ESTAMOS SOLAS, somos como jacarandas, no, mejor: Somos Mujeres, Morras, Chavas, SOMOS TODAS. 

Con cariño y revolución. 

Amanda V. 


TESTIGO PÚRPURA ES POSIBLE GRACIAS A TI. PUEDES SEGUIR APOYANDO EL PERIODISMO INDEPENDIENTE AQUÍ:

Una única vez
Mensualmente
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

MX$100,00
MX$300,00
MX$2.000,00
MX$100,00
MX$300,00
MX$2.000,00
MX$100,00
MX$300,00
MX$2.000,00

O introduce un monto personalizado

MX$

Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s