Columna x2

El cansancio y la insurrección

Querida Ana:

Me pongo insurrecta esta noche y escribo. Ay, el oficio de escribir y romantizar la noche… dicen por ahí que somos más creativas a esta hora, pero no creo que sea cierto, lo que sí, es que vivo la noche como el único momento en el que me siento sola, dulcemente sola y libre.

Atrás quedan las obligaciones familiares en las que se sostiene la vida (los quehaceres: la ropa, la casa, la comida ¡Los benditos trastes! y todo lo demás que no enlistaré, porque de hacerlo se nos va toda la columna), atrás quedan las responsabilidades diversas, la larga lista de pendientes que no pueden esperar. Es la noche cuando las criaturas duermen y las oficinas están cerradas, somos solo la casa y yo, el silencio y yo.

Entonces me siento dueña de mi libertad, ¿qué hago con ella? A veces, no sé, me pongo a lavar los trastes para poder hacerlo sin ser molestada o me pongo a barrer y doblar ropa (amo doblar ropa), otras veces aprovecho para pensar en los asuntos de la oficina y poder concentrarme. Pero a veces me pongo insurrecta y dejo los trastes sin lavar, sucios pues, y el cuarto sin barrer.

Otras veces también los pendientes del trabajo sin atender y … ¿Descanso? Le podré llamar a eso descanso ¿Libertad? ¡JA!

Llevo todo el día de un lado para otro atendiendo cosas sin parar en un interminable hiperactivismo y en la noche cuando ya no tengo fuerzas ni ganas de nada, llamo insurrección a mi incapacidad de seguir.

Y NO. Es cansancio, es ya no poder más. Y por favor no hablemos del sentimiento de “no haber cumplido” en tiempo y forma.

No, la insurrección no es eso, es fuerza, garra, que nos valga, son ganas de rebeldía, es fuego, ¡es vida!, es incluso un acto tan simple y efímero como escribir para mí, una columna. Sentirme despejada, relajada, más que feliz, tranquila.

Adiós culpa, hoy no. No para las mujeres, hoy habrá para nosotras, INSURRECCIÓN.

La insurrección puede estar en cualquier acto, por más pequeño que sea, dejemos que nos aliente, nos fortalezca. Bravas.

Con cariño y rebeldía.

Amanda V.

@LetraRvoltosas


TESTIGO PÚRPURA ES POSIBLE GRACIAS A TI. PUEDES SEGUIR APOYANDO EL PERIODISMO INDEPENDIENTE AQUÍ:

Una única vez
Mensual
Anual

Haz una donación única

Haz una donación mensual

Haz una donación anual

Elige una cantidad

MX$100,00
MX$300,00
MX$2.000,00
MX$100,00
MX$300,00
MX$2.000,00
MX$100,00
MX$300,00
MX$2.000,00

O introduce un monto personalizado

MX$

Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

Se agradece tu contribución.

DonarDonar mensualmenteDonar anualmente

Si lo prefieres, pregunta por las otras formas de apoyarnos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s