Propósito de año nuevo: placer. Guía rápida para masturbarte

//Por: Mariana Herrera//

Recuerdo que cuando tenía 16 años, escuché a mis amigos varones hablar sobre la manera en la que se daban autoplacer; se reían a carcajadas, aplaudían, se daban palmadas entre ellos y se veían claramente satisfechos de si mismos. Yo no estaba incluida en la conversación, estaba a un lado, en mi asiento, pues en un salón de clases con 40 personas no hay mucho espacio para la privacidad.

Más allá de ofenderme o asquearme, me sorprendía la libertad con la que mis amigos hablaban sobre lo que hacían en su intimidad con sus cuerpos, y comencé a preguntarme si alguna vez había formado parte de una conversación similar con otras mujeres, aunque sabía la respuesta antes de hacer la pregunta: no, nunca. Es más, para ese momento de mi vida, nunca me había tocado sin sentir un poco de culpa.

Pero hoy, a mis 22 años, la culpa ha desaparecido y escribo sobre masturbación femenina, con la esperanza de poder darte ideas para alcanzar un nuevo propósito este y todos los días del año: el placer.  

De acuerdo con diversual, existen diversas técnicas de masturbación femenina, pero las mejores para iniciar en este camino del autoplacer son:

De arriba a abajo

Es una técnica muy sencilla donde nos centramos en nuestro clítoris.  Debes acariciarlo con tu dedo lentamente dedo de arriba abajo hasta que comience a aumentar tu excitación. Primero puedes empezar por zonas cercanas e ir acercándote poco a poco a tu clítoris.

Movimiento circular

Para poder realizarla tienes que usar los cuatro dedos en toda la zona, no sólo el clítoris. Esta es una de las técnicas más utilizadas y eficaces.

Boca abajo

Debes estar recostada boca abajo sobre tu cama, tus rodillas ligeramente flexionadas, para que tu clítoris tenga contacto con la cama directamente. Puedes colocar una almohada o algo que haga presión sobre esa zona y comenzar a moverte a tu antojo.

Frente al espejo

Masturbarse enfrente de un espejo puede resultar en una experiencia muy excitante, observar como te acaricias te ayudara a conocer mejor tu cuerpo y a disfrutar de tu propio placer. 

Piernas cruzadas

Mientras te estas masturbando, cruza con fuerza tus piernas, de esta manera incrementaras la presión en el clítoris y tu vagina, incrementando las sensaciones.

Betty Bloom, una sexóloga feminista de la Segunda Ola solía decir que la masturbación es una forma de amor propio, y nada mejor que iniciar el año amándonos con intensidad y ternura. 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s