Hagamos Colmena

En la opinión de Colectiva Colmena Verde

Hay una nueva realidad social, estamos viviendo nuevas dinámicas de convivencia que nos posicionan en situaciones donde se evidencian el contexto social y económico de las personas.

En estos momentos tenemos que aprender a usar métodos tecnológicos de los cuales la mayoría no estábamos familiarizadas para seguir comunicadas y seguir figurando en este moderno mapa social de vida. ¿Pero qué sucede en las zonas más precarizadas del país? México tiene un alto porcentaje de su población debajo del umbral internacional de pobreza fijado por el Banco Mundial, por lo que las condiciones de vida de la mayoría de las familias mexicanas, no son aptas para las interacciones modernas que se requieren durante esta cuarentena.

Para las mujeres este impacto se agudizó, no solo por la precarización que es más marcada en zonas rurales o en las periferias, también en las ciudades estamos viviendo nuestros días con una multiplicación excesiva de funciones.

El llamado “home office”, aunado con la vinculación docente que muchas hemos tenido que asumir para que los menores sigan realizando tareas, el cuidado de los menores o las y los adultos mayores que casi siempre se inclina más a nosotras nos pone en una disyuntiva muy grande entre el manejo del estrés y la salud mental, aún teniendo posibilidad de estar con las comodidades básicas para desarrollar todo a la mano y a la distancia (compras en línea con entregas a domicilio, Internet, cable, señal), no es lo mismo retomando la vida rural, tenemos el lamentable caso de un pequeño que se suicidó por no poder estar al corriente en sus tareas escolares al vivir en un poblado lejano donde su mamá tenía que recorrer un largo camino cada lunes para solicitar las tareas que debía reportar en línea sumando lo que debía invertir en el único internet de la zona que no siempre funcionaba bien y por acudir ahí debían dejar de adquirir productos para su familia; uno de esos lunes su hijo decidió no dar más “problemas”.

Esto debe hacernos reflexionar respecto a las dinámicas que ahora nos vemos obligadas a llevar y recordar que debemos dejar de responsabilizar de todo a las madres, como en este caso volvió a suceder al señalar que la madre del pequeño no había sabido llevar la situación y por eso era ella la culpable.

Tener privilegios no nos permite ver con empatía la situación de miles de personas, que ante esta pandemia se ven limitados en recursos económicos y de acceso, todo nos está llevando al invidualismo más allá de lo que así se vivía, ver únicamente lo que nos atañe e importa también es otra forma de violencia que nutre a la estructural y en la cual las niñas y mujeres nos vemos más perjudicadas, en un juicio constante como si de nosotras dependiera que no se desbordara nada de la realidad vigente, todo debe estar en orden, funcionando, siempre recae en nosotras, si llegamos a pedir auxilio o ayuda por violencia entonces también es nuestra culpa porque las familias no funcionan con la fraternidad por nuestra culpa, así que lo ideal es descalificar la violencia de género que es un problema que afecta a todas, en todos los contextos, pero que es responsabilidad de todas las personas sin excepción también.

Lamentablemente, la pandemia está agudizando la violencia estructural que desde siempre nos viene oprimiendo a las niñas y mujeres. Sólo eliminando el problema de raíz, pudiéramos tener esperanzas de que como sociedad, logremos enfrentar crisis futuras, de manera más óptima para todas y todos.

Porque a las niñas y mujeres no nos queda más que insistir, persistir y resistir en esta lucha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s