Madres trabajadoras: la otra cara de la cuarentena

//Por: María Fernanda Salinas//

Las madres trabajadores son un sector que se verá afectado ante la reciente y rápida propagación del coronavirus en territorio mexicano por la que las autoridades  determinaron tomar medidas de aislamiento como la cancelación clases por un periodo de un mes. 

Ellas no solo se encargan de sus labores remuneradas fuera de casa, si no también del cuidado y las necesidades de sus hijos. 

Nayeli es madre de dos hijos de cuatro y un año de edad. Por la suspensión de labores en su profesión como catedrática de un colegio privado tiene que dar clases a domicilio pues los días de suspensión no son pagados y a esto se suma la necesidad de buscar actividades recreativas o clases privadas para mantener a sus hijos bajo la supervisión de un adulto mientras ella cumple con su trabajo por fuera de la escuela, lo que  a su vez representa  mayores gastos.

Datos del informe “Madres en cifras” por el gobierno de México asegura que  las mujeres que son madres se insertan en el mercado laboral en condiciones más adversas que el resto de las personas, pues tienen que combinar la crianza de los hijos y los quehaceres domésticos con sus actividades laborales.

El 73 por ciento del total de mujeres trabajadoras son madres, de las cuales 35.8 no tienen pareja (madres solteras, viudas, separadas o divorciadas) según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en México.

Patricia es fotógrafa de un periódico local y su trabajo requiere estar tiempo fuera de casa y aunque las medidas de prevención le resultan prudentes hace más complicadas sus jornadas. 

Su hijo e hija acuden a la escuela en el turno vespertino, por lo que ahora debe buscar la forma de no dejarles solos en la casa. 

“Trato de acortar mis tiempos o de plano que me acompañen a trabajar, pero sin que se bajen del coche, hay mucha gente en la calle que no acata las medidas de prevención”, comentó. 

El coronavirus está siendo agotador para madres como Patricia, que tratan de hacer más cortos sus horarios fuera de casa y tienen que organizarse para realizar todas sus actividades en una sola salida para que los menores no se queden solos.

Para Greta trabajadora de un cine y madre soltera de dos la contingencia no ha modificado su rutina laboral, ya que deja a su hija de 8 años al cuidado de su hijo mayor de 17. Sin embargo se lamenta por aquellas mujeres que no tienen  la misma facilidad o que se encuentran con la dificultad de que sus hijos sean lactantes. 

“Estamos esperando indicaciones por parte de las autoridades correspondientes para  cerrar nuestro centro de trabajo, en cuanto a la suspensión de clases opino que fue una decisión responsable, dejo a mi hija pequeña a cargo de su hermano mayor”, contó. 

Las guarderías del IMSS continúan funcionando pero permiten la ausencia voluntaria de los niños durante las próxima dos semanas, respetando así su lugar sin causar bajas. 

Aunque la problemática recae en que ocho de cada diez mujeres ocupadas con al menos un hijo (80.6 por ciento), carece de acceso a servicios de guardería, según un estudio realizado por el Instituto Nacional de las Mujeres en el año 2017.

Casi dos tercios (63.8%) de las madres trabajadoras carece de acceso a prestaciones laborales, y en el caso de trabajadoras que no cuentan con el apoyo de familiares para cuidar de sus hijos en las horas en las que estos suelen estar en la escuela podrían resultar en la exposición de los menores a un tiempo prolongado sin supervisión.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s