Clientes acosadores. Empresas omisas

//Por: Shuemy Pérez//

“Yo me puse muy nerviosa cuando se acercaba para decirme otras cosas como, ‘estás muy bonita’ ‘estoy enamorado de ti’, entonces no estaba siendo amable conmigo solo estaba acosándome”

“Le conté a una compañera y mi gerente lo que estaba pasando y y me dijeron que tuviera mucho cuidado en la salida. Tuve que esperar un momento para que él se fuera para yo poder irme”, relató Liz sobre el acoso que ha vivido por parte de los clientes en su trabajo.

El acoso se vive en todos lados puede estar en las casas, con los vecinos, en la escuela (tanto profesores como el alumnado), en el taxi, camión, autobús, en el local que está en la esquina y en el trabajo, incluyendo cuando es un trabajo enfocado en servicio al cliente. 

Liz trabaja en un cine y la empresa le ha pedido ser amable con los clientes que llegan a su área, sin embargo algunas personas han mal interpretado ese acto de amabilidad como coqueteo lo que la ha llevado a situaciones incómodas. 

“Recuerdo cuando atendí a un tipo de cerca de 60 años, me dijo qué película le recomendaba entonces muy amable yo le recomendé una, me dio la mano y yo se la di como un saludo normal, vio su película, salió y regresó a mi área, pero se quedó haciéndome preguntas entonces yo, normal, le contestaba, pero me molestó porque me empezaba a preguntar que si tenía novio”.

Relata que ese día algunas compañeras y compañeros la ayudaron a esconderse para poder salir por otro lado y así deshacerse del señor; su mamá y su hijo estaban cerca del cine por lo que ella temía que la siguieran acosando incluso teniendo a su familia cerca.

Este tipo de violencia no es nueva en el país ni mucho menos en el estado. Desde 2016 México experimentó una tendencia al alza en este rubro, en ese año se presentaron 3 mil 179 incidentes de acoso a nivel nacional, para el año 2019 incrementó a 5 mil 704 casos según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP).

Acoso que no pueden sancionar 

“Trabajaba en un restaurant-bar como hostess, en esa ocasión atendí a dos señores y todo iba bien, pero después se me acercó uno de ellos y me estaba diciendo que estaba bien bonita, que si me tomaba un refresco con él, que le pedía permiso a mi gerente para que me tomara algo con ellos, así que lo ignoré luego me estaba gritando para que yo lo atendiera. Fue incómodo porque el señor al despedirse me tomó de la mano y me la quiso besar”, cuenta Petra con asco y enojo al recordar esa noche. 

En 2019 Veracruz se posicionó en el sexto lugar al ser uno de los estados con más reportes telefónicos por el delito de acoso con 347 llamadas de emergencia, sólo por debajo de la Ciudad de México, Chihuahua, Guanajuato, Baja California y el Estado de México.

“Me volteé dando la espalda al mostrador y me subí a una escalera para subir unas promociones (palomeras) arriba de los refrigeradores y como 15 minutos después entró una gerente y escuché que saludó a un cliente y comenzó a atenderlo”,  contó Lucero sobre un cliente que creyó que se había retirado tras ser atendido. 

“Mi gerente me dijo ‘no te habías dado cuenta ¿verdad? No te habló ni te dijo nada ¿verdad?’ (…) se veía de que me iba a tomar una foto o me estaba grabando, o no sé qué haya hecho y por eso que mi gerente entró rápido a dulcería para darle a entender que ella se había dado cuenta y ya pues el señor guardó su teléfono y actuó como si nada”, relata Lucero, una víctima más del acoso.

“Siempre me ha dado pena reclamar, me digo: ‘no qué pena’, cuando realmente a los que les debe de dar pena es a ellos, no a mí”

Sara, una ex promotora de ventas de membresías para un hotel, el vivir acoso por parte de los prospectos o clientes era constante pues su trabajo requería brindar su número personal y debía responder con amabilidad: “me enviaban mensajes como: qué inteligente; eres muy bonita; cuando gustes vamos por un café; ¿tienes novio? Ah, cómo de que no si estas preciosa y aparte me molestaba porque todos son casados y andan de perros asquerosos, yo solo les decía gracias, no podía ser grosera porque entonces no iban a la presentación y de eso comía. Ya una vez que iban los bloqueaba”.

Protocolo de empresas

Los protocolos de las empresas para los casos de acoso sexual proveniente de clientes son escasos. Aunque existen algunos para los casos que se realicen entre el propio personal no se ha contemplado para cuando se trata de personas foráneas.

Por ejemplo, dentro del código de integridad de Cinépolis en la sección D. Conducta “Cero Tolerancia” del Título Tercero en Principios Fundamentales, establece que se fomenta una comunicación asertiva y no hay tolerancia a temas como corrupción, lavado de dinero, financiamiento de terrerorismo, acoso u hostigamiento, entre otros temas. 

Estos temas  se pueden denunciar a través de un correo institucional de manera anónima. Sin embargo, este código de integridad sólo contempla a la parte interna, es decir, únicamente exige este comportamiento para sus trabajadores, no para sus clientes. 

Otro de las grandes empresas, Walmart, declara que previenen el acoso y discriminación. 

“Creemos en tratar a los demás con respeto, ya sea que se trate de un compañero de trabajo, proveedor, cliente o cualquier persona que haga negocios con nosotros”, señala en su página el tiempo que lo prohíbe. 

No obstante, tampoco explica la forma en que se procede en caso de que el acoso provenga de clientes. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s