En busca del condón femenino

//Por: Shuemy Pérez//

Alguna vez leí que la protección entre mujeres tenía poca difusión, esto debido a que se tenía la creencia que al no tener que introducirse no podían contraer una infección. Grave error. Luego busqué información sobre los métodos que se enfoquen en específicamente mujeres, para el momento de las relaciones sexuales no poner en riesgo a la otra persona. 

Existen tres métodos, que son los más “conocidos” en la red, que son dirigidos a las lesbianas para sexo seguro: el condón femenino, las sábanas de látex y los dedales. El siguiente paso era saber en dónde encontrarlos. Tenía entendido que los centros de salud se regala los condones masculinos, pero ¿qué hay de los femeninos? 

El problema es que falta proporcionar información sobre el sexo seguro entre lesbianas, cuáles son las prácticas de riesgo porque lo que siempre hay son pruebas rápidas de VIH y te regalan condones, pero masculinos, todas son planteadas de una manera heterosexual, evitando embarazos, y hace falta plantearlo desde otra perspectiva” contó Daniela Jerónimo, integrante del colectivo Fanzina lésbica.

Acudí al Centro de Salud número 4, donde se me negó el acceso a la información sobre los métodos de barrera, bajo el argumento de no contar con los datos y tenían que solicitarse a la Jurisdicción Sanitaria, lugar al que fui y que tampoco me pudieron brindar información, pero podía entrar si me realizaba la prueba de VIH rápida.

Al ingresar tuve que esperar por unos cinco minutos, no había mucha gente esperando, pero sí mucho personal de salud caminando de un lado a otro. La enfermera abrió la puerta y me hizo pasar. Hizo lo que quiero creer es lo acostumbrado, sacó unos instrumentos, todos sellados, me pinchó el dedo anular y espero a que cayera la sangre, para intentar hacerlo ameno le hice plática. 

Cuando le pregunté a la enfermera sobre los condones femeninos me miró sorprendida. Yo estaba ahí por una prueba de VIH y preguntaba muy tarde sobre métodos de protección. Dirigió su atención hacia un pequeño bote de plástico con tapa rosa situado a mi lado izquierdo y me dijo “pásame ese bote”. No cuestioné. Inmediatamente después de pasarle el bote ella lo abrió y sacó un condón grande, de envoltura color rosa, con pequeñas ilustraciones que indicaban cómo se debía colocar.

Le dije si podía darme otro condón: No –me respondió- tenemos muy pocos y son muy caros, pero lo puedes comprar en cualquier farmacia. (Era evidente que contaban con pocos condones, en el bote donde los guardaban sólo existían tres elementos que se volvieron dos después de darme uno).

  • ¿En cualquiera? 
  • Sí, -me dijo sorprendida –en cualquier farmacia del puerto, están algo caros, pero sí están a la venta. 
  • ¿Y cómo se pone? 
  • Ahí vienen las instrucciones muy claras, no es necesario que te explique. 
  • Vale, ¿y se les regala a las mujeres que lo soliciten?
  • Sí, aunque no podemos dar muchos, como te dije son pocos los que tenemos 
  • -Entiendo, muchas gracias

Salí de ahí con mi primer condón femenino. Caminé unos cuantos metros y me encontré una farmacia, no lo dudé y entré a confirmar lo que me había dicho la enfermera, “en cualquier farmacia”, me repetí.

Entré a la farmacia en la cual había cuatro vendedoras. Dos estaban acomodando medicamentos, una estaba haciendo algo que parecía inventario o corte de caja y una estaba atendiendo a una señora. Cuando terminó de atenderla se dirigió a nosotras (en esos momentos iba acompañada de mi amiga)

-Buenas tardes, ¿venden condones femeninos?

La vendedora con cara de espantada -No, aquí no vendemos eso.

– ¿Otro tipo de protección femenina? 

– Tengo parches y pastillas anticonceptivas 

Mi amiga, que tenía poca paciencia en ese momento, decidió decirlo en otras palabras 

– ¿otro tipo de protección para relaciones lésbicas?

Todas las vendedoras dejan de hacer lo que fuere que estaban haciendo y voltearon a vernos. La vendedora que nos atendía nos respondió cortante -No, ningún tipo de eso.

Lo mismo ocurrió en las siguientes tres farmacias que visité después, en ninguna tenía condones femeninos, ni sábanas de látex o dedales.  A partir de ese día busqué en cualquier otra farmacia que encontrara en mi camino, dejé de intentarlo en la farmacia número 16. 

Se sigue marginando a las lesbianas, se necesita sensibilizar más a las necesidades de las lesbianas en cuanto al tema de sexo seguro”, me recalcó Daniela y era lo único que pensaba cuando no encontraba los métodos de protección.

Una conocida me informó que los condones y las sábanas de látex estaban a la venta en las Sex Shop y gracias a unas cuantas llamadas pude enterarme que sí venden, sólo llamé a cuatro lugares y en todas afirmaron su existencia solo que los precios variaban, iban desde los 90 a los 130 pesos por cada condón. 

Yo tuve que investigar todo, desde si podía encontrarlo en una farmacia hasta cómo usarlo porque exactamente no hay difusión sobre esto. Lo más parecido que existe es Chicas de la Comunidad (youtubers) las cuales te informan del tema”, me compartió Ale, una amiga cuyo nombre fue modificado y quien me dice que sí es importante usar protección, para evitar cualquier riesgo.

“Puede que no tengas muchas parejas sexuales o puede que las tengas y de ambas partes se cuiden y realicen chequeos constantes”

Pame, me contó que ella para utilizar un método de protección utilizó un condón masculino y lo tuvo que cortar un condón masculino a lo ancho, así queda un rectángulo (una imitación de sábana de látex) y así podía practicar el sexo oral sin ninguna culpa. En los dedos a veces usaba dedales, por protección, ella siempre se cuida. Todo esto lo solicitó por internet, ya que le resultaba más fácil encontrarlos ahí y tienen un costo de 450 pesos.  

Métodos de barreras exclusivos para mujeres 

El preservativo femenino consiste en una bolsa con un anillo interior y otro exterior. El anillo interior se inserta en la vagina (o en el ano) hasta donde se pueda, mientras que el exterior permanece fuera.

Entonces, el pene o artículo a introducir se guía cuidadosamente dentro de la bolsa a través del anillo exterior. Si se sale de la bolsa o se empuja al anillo exterior hacia el interior, el preservativo se puede quitar y volver a introducir sin riesgo de embarazo, siempre y cuando no haya habido eyaculación.

Los condones para dedos o dedales de látex, son útiles para la prevención del herpes y el virus del papiloma humano y las sábanas de látex sirven como protección para el sexo oral, ésta debe ser colocado en la vagina o ano. Es importante resaltar que el virus del VIH se encuentra en el flujo vaginal por lo que al tener relaciones entre mujeres y tener contacto la una con la otra y exista el contacto de los flujos vaginales incrementa el riesgo de contraer una infección o una enfermedad. 

Números en Veracruz 

La Vigilancia Epidemiológica de casos de VIH/SIDA en México. Registro Nacional de Casos de SIDA actualizada hasta el 11 de noviembre del 2019 informó que el Estado de Veracruz encabeza la lista con más mujeres en el país con este virus, desde el año 1983 a 2019, la entidad ha registrado 3 mil 773 mujeres infectadas, abajo se encuentra el Estado de México con 3 mil 712.  La mayoría de los casos de transmisión ha sido a través de relaciones sexuales.

A través de un informe de Infomex, con folio 00269120 la Subdirección de Prevención y Control de Enfermedades informó que en Veracruz existen 18 mil 517 casos notificados de Infecciones de Transmisión Sexual de los cuales 17 mil 149 son casos de mujeres y mil 368 de hombres, es decir, más del 90 por ciento de la totalidad son mujeres. 

Dicha información también establece que en todos los Centros de Salud se distribuyen condones masculinos y femeninos a la población en general, “a quien lo solicita y personas con prácticas sexuales de riesgo y se hace la promoción de su correcta utilización para evitar Infecciones de Transmisión Sexual (ITS)”.

Además, establece que, en todas las campañas de promoción y prevención, no se realiza distinción de sexo género ya que la importancia recae en las prácticas sexuales seguras, y no en la sexualidad de la población.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s