De este lado por favor

En la voz de Penny Ramírez

Como lo prometido es deuda, a través de este espacio les presentaré a mujeres fotoperiodistas que están llevando la batuta del cambio en cómo contar las noticias, que desafían a través de imágenes el deber ser y también una forma de conocer las violencias que como mujeres dentro del periodismo se sortean.

Una exportación de Guadalajara, Jalisco a la Ciudad de México, Andrea Murcia con 27 años trabaja en la agencia Cuartoscuro, su caminar la llevó al fotoperidismo por su firme compromiso social, por ser una manera explícita y directa de generar conciencia.

Como fotoperiodistas tenemos una serie de virtudes, desde el simple hecho de ser parte de la historia en primera persona o lo multifacético que puede ser el día a día, pero no hay secreto en que la prensa ha sido un sector vulnerado a través de los sexenios y se agudizó durante el gobierno de Enrique Peña Nieto, con 47 periodistas asesinados y además del constante golpeteo externo, nosotras las fotógrafas tenemos que sortear que exista esta violencia hasta dentro del mismo gremio.

En palabras de Andrea, lo complejo de esta labor es afrontar el constante acoso laboral y sexual, pues muchas veces las asignaciones las determina el género, como si un partido de fútbol o una protesta fueran masculina o femeninas. Cuando eres la “nueva” en el gremio, primero eres un objeto que deben evaluar conforme a tu apariencia física y cuan apetecible eres para los compañeros, para después y a través del talento, confirmar que vales como profesional.

Siempre hay coberturas que dejan huella, para Andrea o mejor conocida como Usagui, el Encuentro de Mujeres Zapatistas o el cierre carretero indígena en San Sebastián Teponohuaxtla han marcado su carrera y su cremiento personal, por lo que implica el llegar o el contar en plenitud la historia, porque pusieron a prueba su capacidad, para terminar por demostrar que es mucho más capaz de lo que se cree.

Usagui, no solo se ha comprometido con contar la verdad, también con generar mejores condiciones para las generaciones futuras de mujeres fotógrafas, pues no calla las violencias, genera redes de mujeres que también se dedican a esto y dentro de su trabajo ha retratado la violencia de género y no pierde oportunidad de denunciarla. A las balas y golpes, ella también dispara, su arma más poderosa, su cámara.

Y dentro de este espacio insistiré hasta el cansancio: no se va a caer, lo vamos a tirar porque existen mujeres profesionales de la lente que buscan generar espacios más amigables y prometedores para las siguientes generaciones y que nunca más valga más el cuerpo que el talento.

Sigue nuestro trabajo en :
Ig: @pennyraro y @usaguii_ko

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s