Violencia de género daña calidad de vida de mujeres

//Por: Violeta Santiago//

Agua Dulce, Ver.- El estado de Veracruz se volvió la primera entidad del país en contar con dos Alertas por Violencia de Género: la primera en 2016, por violencia feminicida, y la segunda en el 2017, por agravio comparado. Sin embargo, las acciones para prevenir y erradicar este panorama y asegurar a las mujeres una vida libre de violencia han sido mínimas.

Apenas este martes 24 de abril se hizo viral un vídeo en el que se exponía a un hombre que había tocado a una mujer sin su consentimiento, en la vía pública. De inmediato las escenas se compartieron en redes sociales, pero no faltaron los comentarios en los que se agredía a la mujer, acusándola de ser responsable de su propia agresión, en lugar de responsabilizar al hombre.

La primera Alerta de Género fue un logro de poco más de una decena de asociaciones civiles que trabajan a favor de los derechos de las mujeres, de igualdad, equidad y Derechos Humanos. Finalmente, la Secretaría de Gobernación la decretó el 23 de noviembre de 2016 para los municipios de Boca del Río, Coatzacoalcos, Córdoba, Las Choapas, Martínez de la Torre, Minatitlán, Orizaba, Poza Rica, Tuxpan, Veracruz y Xalapa, por ser los que contabilizaban el mayor número de incidencia de feminicidios.

En diciembre del 2017, llegó la segunda Alerta por la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), aunque esta vez por agravio comparado, que se refiere a la existencia de un marco jurídico que violenta los derechos de las mujeres, específicamente sobre los derechos sexuales, reproductivos y de salud, en referencia a las restricciones para acceder a un aborto seguro.

La realidad es que un año después de la primera Alerta, el Gobierno del estado de Miguel Ángel Yunes Linares no cumplió con las acciones para detener la escalada de violencia en contra de las mujeres: desde que se emitió a finales del 2016 y hasta el 2017 se contabilizaron 219 asesinatos de mujeres, según el estudio titulado “Proyecto Asesinatos de mujeres y niñas por razón de Género. Feminicidio en la entidad veracruzana”, de la Universidad Veracruzana.

De los municipios incluidos en la primera alerta, la relativa a feminicidios, tres de ellos están en el sur: Minatitlán, Coatzacoalcos y Las Choapas. Y en ninguna de estas ciudades se han realizado proyectos para detener la violencia contra mujeres o garantizar la seguridad y protección de las mujeres, de acuerdo con la Ley General de Acceso a una Vida Libre de Violencia para las Mujeres o para concienzar a la población.

Coatzacoalcos, peligro para las mujeres

Coatzacoalcos estuvo a la cabeza en el índice de feminicidios con 13 casos, según datos del Observatorio de Violencia contra las Mujeres; en lo que va del 2018 se han contabilizado al menos 8 casos: 1 en enero, 1 en febrero, 3 en marzo y 3 en abril. En la mayoría de los casos había huellas de violencia e incluso de abuso sexual.

También existen altos índices de acoso, como el que se documentó y se hizo viral en redes sociales durante el martes 24 de abril, cuando un hombre siguió a una mujer que estaba había salido a caminar para hacer ejercicio y le tocó los glúteos. El agresor, identificado como Roque R. fue detenido por taxistas y trabajadores de la zona luego de que la agraviada pidiera ayuda.

A pesar de que el acoso u hostigamiento sexual está tipificado en el Código Penal del Estado de Veracruz, el artículo 190 tiene una “trampa”, pues señala que la acción debe ser “reiteradamente” —es decir, cometerse varias veces— para que se pueda castigar; siempre se persigue por querella y la multa es de seis meses a tres años de prisión y multa de hasta trescientos días de salario; en la práctica, este tipo de conductas sólo terminan como una falta administrativa.

La falta de acciones ejercidas tanto por el Gobierno del Estado como por los Ayuntamientos ha promovido que los índices de violencia de género persistan en municipios del sur, a pesar de que cuentan con la Alerta de Género de la Secretaría de Gobernación.

Pese a que la Alerta fue un logro significativo, en realidad el avance en la materia ha sido escaso, especialmente en Minatitlán y Coatzacoalcos, en donde los índices de feminicidios siguen siendo altos, mientras que en ciudades como Las Choapas, no se han efectuado acciones de concienciación o de educación ni de acceso a salud: en el municipio choapense apenas se dio el caso de una adolescente de 15 años embarazada de gemelos, quien perdió a ambos en el octavo mes de gestación.

De esta forma, la carencia de acciones que aseguren a las mujeres una vida libre de violencia y que garanticen sus derechos sexuales, reproductivos y de salud, aunado al machismo y un sistema penal que permite el acoso, las mujeres del sur de Veracruz son blanco de una violencia que, en el escenario más cotidiano las hace enfrentarse al hostigamiento sexual en las calles con apenas la posibilidad de evidenciar a los agresores en redes sociales como escarmiento, pero que en el extremo más grave las mata.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s